Primer vuelo la península- Las Palmas (1923)

Con el primer vuelo desde la península a Las Palmas de Gran Canaria comienza la época de los grandes viajes y hazañas aeronáuticas de la Aviación Española, la cual se prolongaría a lo largo de los años 20 y 30. El motivo por el cual hubo un retraso con respecto del resto de los países europeos y de Estados Unidos en la realización de este tipo de vuelos fue la guerra de Marruecos: Mientras España dedicaba los esfuerzos y recursos de su aeronáutica militar en el conflicto marroquí, los demás países ponían en práctica las experiencias adquiridas durante la Primera Guerra Mundial y se dedicaban a la investigación y fabricación de modelos más avanzados. A pesar de ello, se consiguió adquirir las patentes de algunas modelos que se fabricaron íntegramente en nuestro país.

Este primer vuelo, en 1923, fue dirigido por el comandante Delgado, y formaban parte de la expedición tres aviones «Breguet XIV» y un hidroavión «Dornier Wal». El piloto del hidroavión fue el entonces capitán Ramón Franco, el cual ocuparía un lugar muy destacado en esta época de la Aviación Española.

El vuelo se realizó en varias etapas y, aunque con algunos incidentes y averías, se completó según lo previsto, llegando los cuatro aparatos a Las Palmas. El viaje de regreso lo hicieron los tres «Breguet» embarcados, mientras que el hidroavión lo hizo en vuelo, completando en su totalidad casi 4500 Km., y demostrando su capacidad para emprender vuelos de mayor importancia.

España- Argentina (1926)

Precisamente uno de estos hidroaviones «Dornier Wall», bautizado con el nombre de «Plus Ultra», fue elegido para realizar el vuelo España-Argentina, cruzando el Atlántico sur por primera vez en la historia. El avión era un hidro de fuselaje flotador, monoplano y equipado con dos motores de 12 cilindros situados ambos en una barquilla por encima del ala, y que proporcionaban una potencia de 400 cv cada uno, arrastrando dos hélices cuatrípalas. El peso total del avión era de 6.800 Kg., transportando 4.000 Kg. de combustible.

La tripulación la componían el ya comandante Ramón Franco, como jefe de la expedición y piloto, y el capitán Ruiz de Alda, como navegante y piloto. El teniente de navío Durán actuaría como observador y el sargento Rada sería el mecánico.
El «Plus Ultra» emprendió vuelo el 22 de enero de 1926 desde Palos de la Frontera (Huelva) con destino Buenos Aires (Argentina), realizando la travesía en 7 etapas, que fueron:


1. Palos de la Frontera (Huelva)-Las Palmas (Canarias).
2. Las Palmas- Islas de Cabo Verde.
3. Cabo Verde- Islas Fernando Noroña.
4. Fernando Noroña- Pernambuco.
5. Pernambuco- Río de Janeiro (Brasil).
6. Río de Janeiro- Montevideo (Uruguay).
7. Montevideo- Buenos Aires (Argentina)

El día 10 de febrero llegaron a Buenos Aires después de recorrer 10.270 Km. y habiendo atravesado por primera vez en avión el Atlántico por su parte más ancha.
Como anécdota cabe decir que el «Plus Ultra» quedó en Argentina como regalo del Rey de España don Alfonso XIII al Gobierno Argentino.

Madrid- Manila (1926)

El 5 de abril de 1926 despegan del aeródromo de Cuatro Vientos en Madrid tres aviones «Breguet XIX» biplaza con destino Manila (Filipinas). La escuadrilla, llamada «Elcano», está compuesta por los capitanes Gallarza, Loriga y Esteve y tres cabos mecánicos. Durante el vuelo se sobrevolaría Argelia, Túnez, Trípoli, Egipto, Arabia, Siria, Mesopotámia, Persia, India, Sian, Indochina, China, Japón y Filipinas.

Tras un accidente viaje, en el cual el capitán Esteve fue derribado por una tormenta sobre el desierto de Egipto y rescatado por la aviación británica, el día 18 de mayo llegan a Manila los capitanes Gallarza y Loriga en un único avión, completando un vuelo dividido en 17 etapas, recorriendo 17.500 Km. y totalizando 159 horas.

Melilla- Guinea (1926)

A finales de 1926 se crea en la base de hidroaviones de Melilla la patrulla «Atlántida», compuesta por tres hidroaviones «Dornier» y al mando del comandante Llorente. Su objetivo era realizar el vuelo Melilla- Guinea. El despegue se realizó el 10 de diciembre de 1926 desde la base de Melilla y tras nueve escalas bordeando la costa africana llegaron el 25 de diciembre a Bata tras recorrer 6.800 Km. El 26 de enero de 1927 partieron de Bata iniciando el vuelo de regreso, que completaron en 12 etapas, recorriendo 7.000 Km.

Su mérito fundamental fue el que se trataba de una patrulla militar, reunida bajo una disciplina, a fin de cumplir un programa previamente trazado para todas las etapas del trayecto, careciendo de la libertad de la que dispone un único piloto.
En el Congreso de la Liga Internacional de Aviadores de 1927 se le concedió el segundo premio al comandante Lorente; el primero fue para Charles Lindberg.

Primera vuelta a España (1927)

El 9 de septiembre de 1927 Haya y Tauler despegan de la base de Melilla con el fin de dar la Vuelta a España a bordo de dos «Havilland Napier». La ruta seguida sería Melilla- Almería- Los Alcázares- Barcelona_ Logroño- Vitoria- Bilbao- Santander- León- Salamanca- Madrid- Badajoz- Sevilla- Málaga- Melilla.
Recorrieron 3.000 Km., completando el vuelo en 72 horas.

Sevilla- Río de Janeiro (1929)

Más tarde, en 1929, se proyecta el viaje Sevilla- Río de Janeiro, cuyo objetivo era batir el record de distancia en línea recta y sin escalas. La tripulación estaría formada por los Capitanes Jiménez e Iglesias, y el avión sería un «Breguet XIX» con un motor «hispano» de 600 CV, ambos de construcción totalmente española. El avión fue construido en la Factoría de Construcciones Aeronáuticas y bautizado con el nombre de «Jesús del Gran Poder».

El día 24 de mayo de 1929 despega de la base de Sevilla desde una pista construida para tal fin. El viaje se realiza sin ningún contratiempo, pero cuando llegaron a la costa de Brasil y deciden continuar para batir el record, encuentran fuerte viento de cara. Esto provoca que se les agote el combustible y tengan que aterrizar en Bahía. Habían volado durante 44 horas y recorrido 6.746 Km., quedando tan sólo a 445 Km. de superar el record mundial de distancia.

Sevilla- Bata (1931)

El 24 de diciembre de 1931 despega del aeródromo de Sevilla un avión «Breguet» tripulado por el capitán Rodríguez Díaz y el Teniente Haya. El motivo era realizar el vuelo Sevilla- Bata (Guinea Ecuatorial) en vuelo sin escalas sobrevolando el desierto del Sahara. El recorrido se hizo sin incidentes, teniendo una duración de 27 horas y cubriendo una distancia de 4.500Km. Con ello se demostró la posibilidad de unir por vía aérea en vuelo directo España con sus posesiones más alejadas.

Sevilla- Camagüey (1933)

En 1933 se intenta realizar la Primera Travesía del Atlántico Central sin escalas. Los pilotos que la llevarían a cabo serían el capitán Barberán (que fue el autor del proyecto del vuelo del «Plus Ultra») construido en Construcciones Aeronáuticas y equipado con un motor «Hispano Suiza» de 650 CV y 12 cilindros en «V», también de construcción nacional. El avión fue bautizado con el nombre de «Cuatro Vientos».

Partieron el día 10 de junio de 1933 del aeródromo de Tablada (Sevilla) y tras volar durante 40 horas y recorrer más de 7.000 Km sobre el mar, aterrizaron en el aeródromo de Camagüey (Cuba) sin ningún incidente.
Al día siguiente despegó con destino La Habana. Tras pasar ocho días en la capital cubana, el día 20 de junio despegaron con rumbo a Méjico y desaparecieron durante el vuelo, sin encontrar rastro de ellos.

Ir arriba