Nuestra Señora de Loreto


Oración.


"Dios, creador del mundo y Padre de los hombres, acoge en tú gloria a quienes generosamente supieron ofrecerte la vida.

Con nuestra fe queremos reafirmar nuestra promesa de lealtad en el cumplimiento del deber.

Haz de nosotros veladores de la paz, defensores de la Patria y ejemplo del honor.

Da amor a los hombres, paz a los pueblos y descanso eterno a quienes te ofrendaron sus vidas.

A ti, Virgen de Loreto, Madre y Patrona nuestra, suplicamos que nos ilumines en nuestras decisiones y que infundas amor, generosidad y coraje en nuestros corazones para un mejor servicio a Dios y a España."

Salve Aviadora

Salve, Madre, Salve, Reina del Cielo,

de la hermosura una estrella,

de la pureza el fulgor;

fuente del más puro amor,

nuestra esperanza está en ella,

Salve, Madre, Salve, Reina del Cielo.

Si nuestras alas se quiebran,

al final de nuestro vuelo,

antes de llegar al suelo,

tus brazos con amor se abran,

Salve, Madre, Salve, Reina del Cielo.

Escúchelo   aquí

Patrona de la Aviación Mundial

José Parejo Linares. Gurripato de la 19ª Promoción de la Escuela de Especialistas.

La advocación con que la Virgen de Loreto se venera como Patrona de la Aviación mundial tiene su origen en una antiquísima tradición, según la cual la casa de la Virgen en la Tierra fue trasladada, por "misterio angélico", desde Nazaret hasta Loreto (Italia).

El problema histórico del traslado de la Santa Casa ha provocado la llamada "cuestión lauretana". Los estudiosos, desde tiempos remotos hasta nuestros días, se han dividido en dos posiciones opuestas: unos han defendido la autenticidad del traslado milagroso del oratorio nazareno; otros, al contrario, lo han negado considerando todo ello una leyenda difundida a partir de la segunda mitad del siglo XV por Teramano.

En estos últimos años se ha acogido favorablemente, entre los diferentes estudiosos, una hipótesis según la cual no fueron los ángeles quienes transportaron las piedras de la Santa Casa desde Nazaret hasta Loreto, sino los hombres cargándolas en naves. Esta hipótesis esta avalada por un documento recientemente descubierto que data de 1294. Se trata de una lista de la dote aportada por Margarita Angeli en su matrimonio con Felipe, hijo del rey de Nápoles, celebrado en el mes de septiembre de 1294. La lista comprende una serie de objetos, entre ellos "Las santas piedras traídas de la casa de Nuestra Señora la Virgen Madre de Dios".

La casa de Nazaret hasta 1291.

Los Evangelios nos refieren que María recibió en su casa de Nazaret, antes de vivir con José, la visita del Arcángel San Gabriel. En aquella casa María pronunció su fiat (hágase), y allí el Verbo se hizo carne.

También nos refieren que la Sagrada Familia, a su vuelta de Egipto, se dirigió a Nazaret, y que fue allí donde Jesús vivió su infancia y juventud hasta los comienzos de su vida pública.
Fuera de esto no hay nada infalible sobre la casa de María en la Tierra: sólo la tradición, algunos testimonios y muy pocos documentos históricos.

Según la tradición, la Virgen se retiró con S. Juan a su casa de Nazaret tras la muerte de Jesús. Los Apóstoles consagrarían esta casa al culto, convirtiéndola en Casa de la Iglesia. La casa de María, como muchas casas aún existentes en Nazaret, estaría compuesta por dos partes: una gruta excavada en la roca, en la ladera de una colina, y una pequeña construcción exterior.

Históricamente, los lugares sagrados comienzan a mencionarse tras ser proclamado el Cristianismo religión oficial de Roma. Al parecer, Constantino, primer emperador romano convertido al cristianismo, mandó construir en el siglo IV una basílica sobre la Casa de la Virgen. Nazaret sufrió sucesivas invasiones hasta el siglo XI: persas, bárbaros, griegos y árabes. Según la tradición, apoyada por testimonios de la época, la Santa Casa sobrevivió a todas estas invasiones, destrucciones y saqueos.

En el año 1099, los cruzados, al mando del caudillo normando Tancredo, reconquistan Galilea y construyen un templo sobre los restos de la antigua basílica. Este templo es convertido en catedral.

El sultán Saladino invade los Santos Lugares en 1187, motivando la formación de la tercera cruzada que no pudo volver a recuperarlos, reconquistando sólo algunas plazas costeras. En 1263 todos los monasterios e iglesias de Nazaret son destruidos. Sin embargo la tradición, apoyada también por algunos testimonios contemporáneos, asegura que la Santa Casa fue respetada. En 1291 los árabes toman San Juan de Acre, la última plaza cristiana, y los cruzados son expulsados definitivamente de Tierra Santa. A partir de este año vuelven los testimonios de los viajeros, se sigue hablando de la gruta de la Virgen, pero no hay ya ninguna noticia sobre la Casa. Comienza aquí la historia lauretana.

La traslación de la Santa Casa a Loreto.


Según una antiquísima tradición, la Santa Casa fue trasladada, por medio de los ángeles, desde Nazaret hasta orillas del Adriático, a raíz del fracaso de las cruzadas para preservarla de su destrucción.

La Casa fue trasladada en primer lugar a Tersatto, un pueblo croata cercano a la ciudad de Rijeka en la costa del Adriático, el 10 de mayo de 1291. El 10 de diciembre de 1294, también por medio de los ángeles, la Casa es trasladada a la localidad italiana de Recanati, a un bosque de laureles, de aquí el nombre, aunque según otra versión el nombre se debe a que este bosque era propiedad de una mujer llamada Laureto. Posteriormente la Casa es trasladada a otra finca cercana y de aquí a su emplazamiento definitivo: sobre un camino público, también cercano, en una colina frente al mar Adriático.

La tradición lauretana no tiene valor dogmático y por consiguiente no es obligatoria su aceptación por los católicos, aunque está muy arraigada en todo el mundo cristiano. Algunos autores sostienen que existen razones positivas para admitir esta tradición como cierta, otros piensan que debe considerarse sólo una leyenda piadosa, siempre desde el respeto al santuario.

Loreto, centro mundial de peregrinación.

La Basílica, de 93 m. de largo y 60 de ancho, tiene forma de cruz latina con tres naves de estilo gótico tardío. Construida entre los siglos XV y XVI, se encuentra sobre una colina, a 5 kms. del mar, en la llamada Plaza de la Virgen, donde también se encuentra el Palacio Apostólico. En su interior, bajo la cúpula, se encuentra la Santa Casa. Mide 9,52 m de larga, 4,10 de ancha y 4,32 de alta, no tiene cimientos, apoyándose directamente sobre el terreno. Todo el conjunto está rodeado por una construcción, que la guarda como un estuche, exteriormente revestido de mármol, diseñado por el famoso arquitecto Bramante. En el santuario se han erigido numerosas capillas nacionales: italiana, francesa, alemana, española, polaca, americana, eslava y suiza.

Loreto es, junto a Santiago y Tierra Santa, uno de los tres centros mundiales de peregrinación. Desde los primeros años del santuario se constata una importante corriente de peregrinación. Inicialmente son italianos, alemanes y croatas, pero pronto llegarán de todas las nacionalidades. A Loreto han peregrinado los monarcas españoles Carlos I, Felipe IV y Carlos IV y muchísimos personajes famosos, como Mozart, Galileo Galilei y René Descartes, que agradeció a la Virgen el haberlo iluminado para escribir su famoso "Discurso del método".

Las tripulaciones de las carabelas de Colón hicieron el voto de visitar el santuario en acción de gracias por la protección que la Virgen les había dispensado, voto que cumplió en nombre de todos Pedro de Villa en 1493. Igualmente al regreso de Lepanto, la Armada española fondeó en Porto Recanati, yendo a pie hasta el santuario rindiéndole homenaje por la victoria conseguida.

También "peregrinó" a Loreto, en 1797, Napoleón con sus tropas, saqueando el Santuario y llevándose la Virgen al Museo del Louvre, donde permaneció hasta su devolución en 1801.

La imagen de la Virgen de Loreto se encuentra en un altar situado en la zona de la Casa que se supone estuvo dedicada a cocina. En el altar un mensaje nos recuerda que fue allí donde se produjo la encarnación: Hic verbum caro factum est; Aquí el Verbo se hizo carne. La antigua imagen era pequeña y de color negro, y fue destruida en el incendio de 1921, siendo sustituida al año siguiente por una reproducción exacta tallada en madera de cedro

El santuario está encomendado actualmente a los P.P. Capuchinos, destacando la labor realizada por el capuchino malagueño Pedro María de Málaga (1883-1904) que fundó la Congregación Universal de la Santa Casa y promovió la construcción de la capilla española del santuario, donde descansan sus restos y en la cual se le ha dedicado un monumento de mármol.
Otro santuario de la Virgen de Loreto, muy visitado por los peregrinos, es el de Praga en la república Checa.

El patronazgo sobre la aviación.

Atendiendo la solicitud de numerosos fieles y organismos relacionados con la aviación, el Papa Benedicto XV proclamó a la Virgen de Loreto Patrona de la Aviación mundial, según un Decreto Pontificio de fecha 24 de marzo de 1920. Por estas fechas en España existía el Servicio de Aeronáutica Militar (el Ejército del Aire fue creado en 1939) y S.M. el Rey Alfonso XIII, por Real Orden de 7 de diciembre de 1920, la declara Patrona de la aviación española; desde entonces el personal aeronáutico ha encontrado en Ella apoyo espiritual.

Para celebrar esta proclamación, en septiembre de 1920 se reunieron en Loreto un gran número de aviadores que sobrevolaron el santuario. Otra importante reunión aeronáutica se celebró cuando la nueva talla de la Virgen llegó a Loreto en 1922.

Los aviadores españoles tuvieron a la Virgen de Loreto como su Patrona, pero sin que hubiera una imagen determinada que la representara específicamente. Posteriormente, como hemos visto en las distintas unidades y organismo aéreos, se han adoptado dos modelos: el clásico o tradicional de la imagen que se venera en el Santuario de Loreto en Italia, que tantas veces hemos visto en la Academia Básica del Aire en León presidiendo todos los actos religiosos y castrenses, y el que lleva la casita voladora, ya sea sentada sobre ella, a sus pies o en sus manos. Esta imagen es la que había en la Escuela de Especialistas de Málaga y actualmente en la mayoría de los organismos y unidades aéreas.

Loreto en España.


Desde principios del siglo XIV tenemos referencias de la devoción a la Virgen de Loreto en distintos puntos de nuestra geografía. Quizás la mas conocida, y la más relacionada con la aviación, es la que desfila el Viernes Santo en Sevilla con la cofradía de Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas y Nuestra Señora de Loreto, que sale con este nombre de la Parroquia de S. Isidoro desde 1669, es una imagen del modelo habitual de la Dolorosa sevillana. Según la tradición, la Virgen de Loreto se apareció en 1384, en el Aljarafe sevillano, a dos cristianas cautivas de los moros, transportadas milagrosamente desde Berbería a la citada región, en cuyo lugar se fundó un convento franciscano en 1520 por doña María Manuel, en cumplimiento del voto hecho a la Virgen de Loreto en un accidente sufrido al caer al río desde el puente de Triana.

Esta imagen está vinculada al Arma de Aviación desde que en 1926, al regresar del vuelo del "Plus Ultra" (EMPUJE nº 50) la tripulación se postró a sus pies en acción de gracias por el feliz resultado del vuelo, efectuando la entrega de una pequeña maqueta de oro del hidroavión que desde entonces luce pendiente de su muñeca izquierda. Esta maqueta fue donada por una dama argentina, María del Rosario Cabot, devota de la Virgen de Loreto sevillana, quien quiso unirse de esta manera a la proeza del "Plus Ultra". Años más tarde, en 1950, el Ejército del Aire, por suscripción entre sus componentes, donó la actual corona procesional de plata y oro.

También en Semana Santa, con iconografía de Dolorosa, desfila la Virgen de Loreto en Jerez, Ceuta y Ronda.

En Santa Pola (Alicante) se venera, en el recinto del Castillo, desde el siglo XVI una Virgen de Loreto "marinera"; los pescadores suelen visitarla antes de embarcar para suplicarle que la pesca sea propicia. La tradición cuenta que una tal María de Guadalupe entregó a un marinero en el Puerto de Santa María la imagen, para salvarla de los sarracenos, con la condición expresa de dejarla a salvo en el primer puerto cristiano. Debido a un temporal atracó en Santa Pola y allí la dejó, siendo muy venerada desde entonces.

Otra Virgen de Loreto que, parece ser, se venera desde la fundación de la villa en 1390 es la de Higuera de Vargas, perteneciente al partido judicial de Olivenza (Badajoz). Esta ciudad, a lo largo de la historia, ha pertenecido sucesivamente a España y Portugal, hasta 1801 en que definitivamente fue conquistada por España en la famosa Guerra de las Naranjas. Cuenta la tradición que debido a las hostilidades fronterizas, los portugueses se llevaron la imagen en varias ocasiones a sus tierras a la otra orilla del Guadiana, pero otras tantas la imagen regresaba a su ermita de Higuera de Vargas, en vuelos milagrosos.

En Tarragona, el presbítero Pedro Mir edificó, en la montaña de las Moriscas, no lejos de la ciudad, una ermita muy similar a la Santa Casa de Loreto, en la que colocó su imagen, traída por él mismo de Italia. Esta ermita fue destruida durante la Guerra de la Independencia y reconstruida recientemente a finales de la década de los cincuenta. Se suele celebrar una romería el 8 de septiembre.

Peñacastillo, cerca de Santander, tiene a la Virgen de Loreto por Patrona y todos los años en el mes de julio le dedica sus fiestas principales. La imagen luce los emblemas de la Aviación militar y civil. Los santanderinos, de gran tradición aeronáutica, acuden a Peñacastillo a celebrar su Patrona.

A lo largo de la geografía española hay numerosas ermitas bajo la advocación de la Virgen de Loreto. Sólo en la diócesis de Teruel hay veintidós, siendo la más conocida la de Cella, en cuyas inmediaciones aterrizó la noche del 21 de octubre de 1951 un Ju-52 del que previamente se había arrojado en paracaídas el mecánico Daniel González "el Chispa" (ver EMPUJE nº 7 ) para elegir el lugar del aterrizaje y hacer unas hogueras que indicaran su situación.

Loreto en Hispanoamérica.

Al hacerse la colonización de Hispanoamérica, muchos nombres de advocaciones marianas fueron sembrados en el nuevo continente. No podía faltar el de Loreto, que aunque proveniente de Italia, había entroncado en nuestra tierra y así tenemos que en Argentina hay dos localidades en las provincias de Corrientes y Misiones, respectivamente, y un departamento en Santiago del Estero. En Brasil, así se llama un municipio del estado de Maranaho. Un distrito en Paraguay, en el departamento de Concepción. En Perú está la provincia de Loreto y por último en Méjico hay dos municipios, uno en Zacatecas y otro en la Baja California.

En todos los países hispanos celebran el 10 de diciembre la Patrona de aviación, hace unos años pasé esta fiesta en Cuba. Estuve en la Catedral, donde encontré una imagen de Loreto, la de la casita voladora, y gran afluencia de fieles. Les pregunté si celebraban la Patrona de la aviación y me dijeron que en Cuba a la Virgen de Loreto solían rogarle que les solucionara los problemas relacionados con la vivienda.

Posiblemente recibiréis este número de Empuje coincidiendo con la Fiesta de Nuestra Señora de Loreto. Aprovechamos todos los que colaboramos en estas páginas para desearos que paséis un Feliz Día de la Patrona.


Bibliografía:
Boletín de la Hermandad de Las Tres Caídas. Diciembre-95.
Giuseppe Santarelli: Loreto, historia y arte.
P. Adrián Peces: La Virgen de Loreto.
Varios números: Revista de Aeronáutica.
Varios números: Revista Empuje.



 Comienzos de la Aviación Española
 Página de inicio: Historia de los Gurripatos