De los Gurripatos.

Origen del término "Gurripato".

El Ejército del Aire se instauró en Málaga al inicio de la Guerra Civil dado que el antiguo aeródromo civil de "El Rompedizo" se militarizará por republicanos, primero, y por nacionales, después, no perdiendo esta condición hasta nuestros días.

Tomada Málaga por los nacionales, en plena campaña la Jefatura Aérea Militar Nacional optó por esta ciudad para la ubicación de sus técnicos especialistas militares. Las razones eran: el alejamiento del frente y las magníficas condiciones meteorológicas de nuestra capital.

La Escuela de Observadores se ubicó en la Base Aérea de Málaga inaugurándose el 9 de febrero de 1938.

El 11 de marzo de 1938, inició su primer curso la Escuela de Especialistas situándose en un local que la asociación de Empleados y Obreros Ferroviarios tenía en el número 57 de calle Cuarteles. Estas instalaciones pronto quedaron pequeñas y ante la falta de espacio la Escuela fue diseminada por todo el barrio del Perchel. Ello llevó a una absoluta integración del Ejército del Aire con los percheleros que, cada mañana, se despertaban con el ir y venir de formaciones y el sonido del desfilar de los alumnos en el acerado. Como quiera que los cursos eran intensivos para ser enviados los nuevos especialistas después al frente, apenas tenían tiempos de salida. Ello les llevaba a asomarse a las ventanas de la Escuela para, al menos, "mirotear" entre clase y clase la vida de la calle. El barrio, con la gracia del pueblo, al verlos continuamente asomados comenzó a comentar que parecían "gurripatos mirando desde el nido". "Gurripato" es la deformación popular malagueña de la palabra gurriato que significa: pollo de gorrión. Desde el año 38 en Málaga todos los quintos de aviación dejaron de ser soldados tornándose "gurripatos".

El comienzo, febrero de 1954

Corría el año 1954, cuando la Patria llamó para el servicio militar en la base Aérea de Málaga a una promoción de más de 300 soldados al mando del Coronel Jefe de la Base, D. Miguel Orduna López. Durante ese tiempo se desarrolló una especial hermandad entre 17 de ellos, reuniéndose desde febrero del citado año (siendo aún soldados) y creando así la base de esta Asociación.

Se licenciaron el 28 de febrero de 1.956 y con tal ocasión y antes de dispersarse cada cual en busca de su futuro decidieron ir a comer una vez más a la venta "El Túnel", (propiedad de un veterano) un típico y sencillo restaurante a las afueras de la capital, cercano al pantano del Agujero. Allí se propusieron mantener la amistad y acordaron incrementar el grupo, invitando a todos los compañeros a reunirse en este establecimiento en una comida anual de convivencia el último sábado del mes de febrero. Desde aquel entonces hasta hoy, esta cita ha sido respetada fielmente año tras año.

En el 76 presidió el almuerzo el Coronel de la B. A. Don Julio Sancho González, que en el 54 era uno de sus capitanes, acompañado por diversos oficiales. Desde entonces nunca ha faltado la presencia del Jefe de la Base.En el 78 el Coronel Sancho les invitó a los actos de la Virgen de Loreto, Patrona del E.A.

Aquel grupo de 17 soldados, se ha convertido en una nutrida "tropa" de 400 socios formando parte de sus "filas" Jefes, Oficiales y Suboficiales del E. del A. como el General del Aire Eduardo González Gallarza; los Coroneles Miguel Gómez de las Rosas, Fernando Rodríguez Villarroya, Manuel Crespo Castaño, Ángel Vargas Machuca y Jesús Muñoz Lobato, entre otros muchos.

Una comisión de "Gurripatos" asiste a todos los actos relevantes que organiza el Ejercito del Aire. Dándoles oportunidad con ello, al manifiesto público de los profundos motivos que les mueven: El amor a España, la fidelidad a la roja y gualda, y la lealtad y agradecimiento al Ejército. 

Actos relevantes

29 de Mayo de 1982
Ratificación del Juramento a la Bandera de 150 ex-soldados que cumplieron el Servicio Militar en la B.A de Málaga entre los años 50 y 56

Presidió el acto el Excmo. Sr. Don Fernando de Querol M?ller, capitán general de la segunda región Aérea y Jefe del Mando Aéreo Táctico. Estuvieron presentes en este acto el gobernador militar de la plaza, general Puga Cruz; Coronel Jefe del sector Aéreo de Málaga, Julio Sancho; comandante de Marina, Joaquín López Cortijo y González Aller; coronel Jefe del Reglamento de Infantería Melilla-52, Gumersindo Aguado Llorente; jefe provincial de la Policía Nacional, teniente coronel Castillo; teniente coronel jefe de la 251 Comandancia de la Guardia Civil, Antonio Montero, así como jefes y oficiales de los tres Ejércitos.

Tras ser recibido el capitán general de la segunda región Aérea con los honores de ordenanza y pasar revista a las tropas formadas, se celebró una misa de campaña oficiada por el reverendo padre Jacobo del Real. A continuación, tras ser leído el ritual del juramento, los 150 ex soldados gritaron: "si juramos" y marcharon emocionados a besar la bandera nacional.

Don Francisco Javier Puerta de las Doblas leyó un sentido discurso en nombre de sus compañeros. Decía así:

"No estamos aquí reunidos este grupo de españoles que hace años prestamos el servicio militar en el Ejercito del Aire, ni única ni fundamentalmente, para rememorar, con legítima emoción, uno de los acontecimientos más transcendentales de nuestra vida. Aquel que señala la cima de nuestra proyección como españoles. No hemos sido convocados solamente por la nostalgia; nostalgia justificada en este emotivo reencuentro con jefes y compañeros de ayer y en el mismo escenario donde, aquel día inolvidable, formulamos nuestro sagrado juramento de fidelidad a la patria y por vez primera, besamos los pliegos de su bandera.

Llegamos aquí impulsados por otros profundos motivos. El primero de ellos, nuestro amor a España, dogma y pasión en nuestra vida. Patria que es nuestro gozo y dolor, angustia y esperanza.

Estamos aquí impelidos por nuestra piedad para con la bandera roja y gualda, emblema supremo de la patria, símbolo permanente de su grandeza. Enseña de nuestros héroes y sudario de nuestros mártires, cuya gloria es nuestra propia dignidad.

Y venimos aquí movidos por nuestra gratitud, admiración y lealtad al ejercito, expresión máxima del patriotismo, cuyo orgullo es nuestro honor y cuyo honor es nuestro mayor orgullo.

Estos son los principios que, como preciada herencia, recibimos de nuestros mayores, y que durante el tiempo del servicio militar, el ejercito ilumino y arraigó indeleblemente en nuestro ser, con el rigor, la generosidad y la disciplina, de la palabra y del ejemplo.

Formación que quizás nunca hemos suficientemente agradecido y que hoy bendecimos. Formación que hemos procurado infundir en nuestros hijos. Formación que hemos guardado y defendido, de críticas y agresiones, como uno de los más caros valores de nuestro patrimonio espiritual.

Es cierto que a la patria no se la glorifica exclusivamente exaltándola con gestos y voces, sino, como nosotros hemos intentado desde el momento en que dejamos las armas, mediante el cumplimiento de todos nuestros deberes, cantándola en el hogar, en el trabajo y en la sociedad, con las estrofas sencillas de nuestras obras.

Pero desde ese silencio de cada día, hacia tiempo, años, que todos los que estamos aquí y otros muchos que no han podido acompañarnos, ansiábamos, dando rienda suelta al corazón, proclamar en alta voz y a todos los vientos, nuestro patriotismo, nuestra inquebrantable fidelidad al juramento prestado y nuestra devoción a la bandera, y que ese clamor llegará, con fervor y cariño, al Ejército español, a las gloriosas fuerzas del Aire.

Y ha sido gracias a la compresión y el estimulo del ilustrísimo señor coronel jefe de este sector, nuestro siempre capitán sancho; y al apoyo de del ilustrísimo señor coronel jefe de esta base; y a la asistencia de sus jefes, oficiales y suboficiales, y particularmente, a la solicitud del excelentísimo señor capitán general de la II región, Fernando Querol y Muller, que a todos nos enaltece presidiendo este acto, como este sueño nuestro, se ha hecho, jubilosa realidad, en esta esplendorosa mañana. Mi general:

Aquí estamos unos soldados de ayer que se sienten, moralmente, tan soldados como entonces. Y si la esencia del espíritu militar es la disposición ilusionada y generosa de entrega a la causa de la patria, queremos seguir siendo soldados de España mientras la vida nos aliente.

El paso de los años habrá restado, en mayor o menor medida, fuerza a nuestro cuerpo, pero no energía a nuestro espíritu ni firmeza a nuestras convicciones.

Y con la mayor energía y firmeza, con juvenil entusiasmo, os decimos:

Por España, bajo su bandera, y con su Ejército, a sus órdenes hoy como ayer. ¡A sus órdenes siempre! ¡A sus ordenes hasta la muerte!

Tras serle entregada una placa por los renovantes, intervino el capitán general de la II región Aérea quien, entre otras cosas, dijo:

"Después de tantos años, os volvéis a reunir en esta Base bajo los pliegues de nuestra bendita bandera, símbolo de nuestra patria, común, única e indivisible"

Resaltó el orgullo que le representaba este acto y añadió:"Vuestro amor a la patria y al Ejército son el resultado de una buena semilla. Compañeros, en estos momentos, vuestro ejemplo y vuestra presencia aquí es un bálsamo a nuestras inquietudes y preocupaciones. Compañeros de armas en la paz, gritad conmigo: ¡Viva España! ¡Viva el Rey!

Finalmente las tropas desfilaron ante las autoridades y asistentes al acto.

Y los reafirmantes se reunieron llenos de emoción con sus familias, que habían sido espectadores gozosos del juramento. Con ellos pudieron compartir también una copa de vino español que se sirvió como celebración de tan solemne acto.

7 de Mayo de 1984
Rarificación del juramento a la Bandera de 210 ex-soldados que cumplieron el Servicio Militar en la B.A. de Málaga en los reemplazos de marzo y septiembre de 1964.

Coronel Jefe de la Base D. Miguel Gómez de la Rosa tras ser recibido y pasar revista a las tropas formadas, se celebró una misa de campaña oficiada por el reverendo. A continuación, tras ser leído el ritual del juramento, los 210 ex soldados gritaron: "si juramos" y marcharon emocionados a besar la bandera nacional. Terminado el desfile, Don Juan Manuel Guerrero Infante en nombre de sus compañeros dirigió un discurso, del que hemos extraído este pequeño fragmento; en el que tras manifestar el amor a la patria, a su bandera y al Ejército, haciéndolo expansivo en sus familias; tuvo un recuerdo para los veteranos ausentes.

"Queremos tener un recuerdo muy especial para aquellos compañeros, que tristemente, nos dejaron para siempre, y para todos los que, por una u otra circunstancia no han podido estar presentes, pero no le quepa duda, mi general, que particularmente hoy, sentimos su presencia entre nosotros, y que allá donde se encuentren sabedores de este acto, participarán de él a nuestra par"

Finalizada la alocución se entregó un cuadro conmemorativo de la renovación de la jura al jefe de la Base, que recogió el teniente coronel Lobato en su nombre. Fueron también obsequiados con una placa: los coroneles Ángel Romero Cambrón y Moreno Quesada; el comandante Jesús Serrano y el subteniente José Camacho Montenegro.

Tras el agradecimiento por parte de los mandos a los agasajos recibidos y a la presencia entusiasta, honrosa y de tan altos y loables sentimientos patrióticos de los veteranos; se procedió al toque de oración en recuerdo de los caídos, depositando una corona flores al pie del altar y dando lectura a la siguiente oración:

"Dios, creador del mundo y Padre de los hombres, acoge en tú gloria a quienes generosamente supieron ofrecerte la vida.

Con nuestra promesa aquí queremos reafirmar nuestra promesa de lealtad en el cumplimiento del deber.

Haz de nosotros veladores de la paz, defensores de la Patria y ejemplo del honor, da amor a los hombres, paz a los pueblos y descanso eterno a quienes te ofrendaron sus vidas. A ti, Virgen de Loreto, Madre y patrona nuestra, suplicamos que nos ilumines en nuestras decisiones y que infundas amor, generosidad y coraje en nuestros corazones para un mejor servicio a Dios y a España."

Después de la ofrenda, la escuadrilla de honores desfiló. Por último se procedió a un gran almuerzo, acto de confraternidad entre jefes, oficiales, veteranos y sus familias.

12 de Mayo de 1997
Los Gurripatos agasajan al Coronel Ángel Vargas-Machuca, con motivo de su ascenso a Coronel Médico.


Al acto asistieron, entre otras personalidades, el cuadro de mando de la B. A. con su coronel Fernando Rodríguez Villarroya. Los gurripatos, junto con un antiguo grupo de soldados de Bobadilla, le hicieron entrega al Coronel médico de una estatuilla de plata de "El Cenachero", como recuerdo de homenaje y despedida.

El Coronel Ángel Vargas- Machuca de Alva es el gran artífice del museo de sanidad del ejército del aire, único en España, y que esta instalado en la B. A. de Málaga.

20 de Junio de 1997

Almuerzo de despedida al Delegado de Defensa, Coronel Miguel Gómez de la Rosa, por su paso a la reserva.

Dias antes una representación de gurripatos fueron invitados al despacho del delegado de defensa para mantener una cordial entrevista y ser agasajados por este con una metopa especial de la delegación de defensa con una expresiva dedicatoria. Fue en esta reunión donde los antiguos soldados anunciaron al coronel, el homenaje que para el se había organizado.

13 de Septiembre de 1997
La asociación es nombrada Hermanos de Honor de Nuestro Padre Jesús de la Misericordia. 

La Junta de gobierno de la Cofradía de la Misericordia encabezada por su Hermano Mayor D. Manuel Terol, ha tenido a bien nombrar a la Asociación de Gurripatos de Málaga, "Hermanos de Honor" del Cristo al que todos los jueves Santo acompaña en los desfiles procesionales una compañía de soldados y la Banda de Cornetas y Tambores del glorioso Ejército del Aire.

Dicha distinción se entregó tras una solemne misa celebrada en la Iglesia del Carmen, con motivo de la festividad de los Dolores Gloriosos de María, fortaleciendo con ello aún más el hermanamiento y los lazos de unión que ambos colectivos se han manifestado a lo largo de los años.

14 de Junio de 1998

Rarificación del Juramento a la Bandera de casi 200 ex-soldados que cumplieron el Servicio Militar en la B.A. de Málaga.

Presidido por el General Jefe del Mando Aéreo del Estrecho, siendo Coronel Jefe de la Base Aérea de Málaga el Ilmo. Sr. Fernando Rodríguez Villaroya, y ante la presencia del Subdelegado del Gobierno, Don Jorge Cabeza (ex teniente del E. A. ), se celebró la ratificación del juramento a la bandera nacional de doscientos "gurripatos".

El acto comenzó con una misa de campaña, seguida del desfile de veteranos que solemnemente reafirmaron su juramento y besaron con gran sentimiento la roja y gualda.

Se procedió al toque de oración en recuerdo de los caídos, depositando una corona de flores al pie del altar. Con ello se dio por finalizado el acto y se sirvió una copa de vino español para calmar la sed provocada por el calor y la emoción.

27 de Noviembre de 1998

Cena homenaje ofrecida por los Gurripatos en el restaurante "La Villa" al Ilmo. Sr. Coronel D. Fernando Rodríguez Villaroya, Jefe de la Base Aérea y Sector Aéreo de Málaga con motivo de su cese Jefe de la Base.

13 de Noviembre de 1999

Cena homenaje ofrecida por los Gurripatos en el Real Club Mediterraneo al Subdelegado de Defensa, Ilmo. Sr. Manuel Greco Castaño ya D. Juan Garcés Ponce con motivo de la Concesión de Miembros de Honor.

16 de Septiembre de 2000

Banderín Oficial de los Gurripatos.

En la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen, en la Capilla de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Misericordia y María Santísima del Gran Poder, de la que "los Gurripatos" es mayordomo de honor, se celebró la bendición religiosa del Banderín Oficial de la Asociación, tuvo el honor de portarlo para tan importante momento D. Francisco Hidalgo del Valle, siendo madrina Dña. Rosa Valenzuela Bertel.

7 de Mayo de 2001

La B.A. de Málaga celebra la última Jura de Bandera.

Como consecuencia de la entrada en vigor del Real Decreto 247/2001 de 9 de marzo, se suspende el servicio militar. Así, esta se convirtió en la última jura de bandera que se celebró en esta plaza. A raíz de la entrada en vigor de esta ley, todos los soldados que se incorporen serán profesionales, con lo que vendrán ya con el juramento efectuado. Durante 62 años, por este acuartelamiento del Aire han pasado más de 35.000 españoles para dar testimonio de su compromiso con la patria, de su fidelidad a la bandera de España y a todo lo que ello representa.

Junto con los últimos reclutas, renovaron su juramento 64 personas pertenecientes a los "gurripatos" entre ellos 20 mujeres.

Una escuadra de gastadores, una banda de cornetas y tambores, una sección de veteranos y otra de nueva incorporación constituyeron la escuadrilla. La línea fue mandada por el teniente de la Torre y el Jefe de la B. A. de Málaga, Teniente Coronel Antonio Pérez - Chirino pasó revista a la tropa.

Entre las autoridades asistentes al acto se encontraban el delegado del Ministerio de Defensa en Málaga, coronel Manuel Crego Castaño; el comandante militar de Marina, Jesús Ortiz Villapando, y el alcalde accidental, Antonio cordero. También acudió el coronel jefe de la B. A. de armilla, Manuel de la Chica Olmedo, quién depositó una corona de laurel ante el monolito a los caídos en compañía del teniente coronel Monsó.

Tras ser leído el ritual del juramento, los soldados gritaron: "si juramos" y marcharon solemnemente a besar la bandera nacional. Una salva de fusilería a cargo de los gastadores, el himno del Ejército del Aire, "la muerte no es el final del camino" y el toque de "oración" pusieron punto y final a la última jura.

2 de Mayo de 2004

Boda de Oro de la Asociación e imposición de la Cruz al Mérito Aéreo a D. Ernesto Miñana García.

Presidido por el Jefe del Estado Mayor del Aire, el. Excmo. Sr. Gnral. Eduardo González Gallarza-Morales, acompañado por los generales Excmo. Sr. Pedro Bernal Gutiérrez, Jefe de la Región Aérea Sur; el jefe del gabinete del general González-Gallarza, Excmo. Sr. Juan Antonio Dorronsoro Mota y el teniente General, hoy en la reserva, que fue jefe del Mando Aéreo de Levante Ilmo. Sr. Manuel Estellés. Junto a ellos, el teniente coronel jefe de la Base Aérea de Málaga, Ilmo. Sr. Antonio Monsó Pérez-Chirinos. Entre las autoridades civiles acudieron el alcalde de la ciudad, Excmo. Sr. Francisco de la Torre, y el comisario Jefe de Policía, D. Florentino Villabona. Desfilaron ante la bandera más de 200 personas, unos 60 policías locales, algunos guardias civiles, Policía Nacional y algún miembro de la Armada. Entre ellos: el superintendente de la Policía Local, D. Pascual Sánchez Bayton; el intendente del mismo cuerpo, D. José Berruelo; el Presidente en Málaga de "Internacional Policce association", D. Francisco Bueno; el presidente de las Milicias Universitarias de España, D. Francisco Javier Rodríguez Canovas; el coordinador de los Montes de Piedad de Unicaja, D. Joaquín Moltó, y el ex jefe de protocolo de la Agrupación de Cofradías D.Pedro Vicario.

D. Ernesto Miñana se dirigió a las autoridades y publico existentes con unas sentidas palabras que a continuación reproducimos:

"Excmo. General, Excelentísimas e ilustrísimas autoridades civiles y militares, sras. Y sres queridos compañeros: Gracias al apoyo del ejército del Aire y en especial a los mandos del Cuartel General de Madrid, Sevilla y málaga, hoy odemos celebrar en esta base aérea las bodas de oro de esta asociación de veteranos del Ejército del aire "Gurripatos de Málaga".

Hace muchos años en esta plaza de armas, muchos de los que estamos aquí, iniciamos el periodo de instrucción donde nuestros mandos nos enseñaron a querer más a España y al Ejército del aire y fue en este lugar donde por primera vez juramos bandera.

Hoy acompañados por nuestras esposas, hijos y nietos volvemos a estar juntos para confirmar ese juramento y besar con orgullo los colores rojo y gualda de la enseña de todos los españoles que es la bandera de España.

Permitid que dirija un recuerdo especial para aquellos que hoy faltan en nuestras filas, no están físicamente presentes pero forman con nosotros en nuestros corazones.

Deseo hacer mención especial a los veteranos de otros ejércitos que hoy nos acompañan en esta jura, y así mismo quisiera agradecer de modo especial a aquellas personas que sintiendo el mismo amor a España que nosotros han querido aprovechar esta especial ocasión para manifestar su compromiso con nuestra bandera.

Gracias Guarda Civil, Policía Nacional y especiales gracias a nuestra Policía Local que además han colaborado para el desarrollo de este acto.

Sres. Gurripatos veteranos de veteranos, a todos os pido que sigáis contribuyendo como hasta ahora, por la paz, la amistad y el compañerismo, esforcémonos en ser ejemplo de la unión que debe existir entre el pueblo y sus ejércitos y sigamos manteniendo con fe el lema de esta asociación que dice:

Respeta y serás respetado

Obedece y serás obedecido

Ama a España y serás bien nacido.

Entre los actos, estaba prevista una exhibición de saltos de la Patrulla Acrobática paracaidista del E. A. desplazada desde Alcantarilla (Murcia), la participación de un helicóptero y una exhibición aérea, pero la lluvia que marcó toda la jornada hizo imposible su realización. De hecho, la Jura se celebró en el angar principal de la base y no en la Plaza de Armas como se había decidido.

Los actos comenzaron con un desfile. A continuación la Santa Misa, para seguir con la reafirmación de la jura de bandera.

En dicho acto le fue impuesta por el JEMA al por entonces presidente de esta asociación, D. Ernesto Miñana, la Cruz al Mérito Aeronáutico con distintivo blanco

Una vez terminado el acto, los participantes y sus familias pudieron degustar una copa de vino español, y seguir celebrando tan memorable y sentido momento.

Bájese el álbum de fotos  aquí

23 de Octubre de 2004

Imposición a D. Ernesto Miñana de la Medalla al Mérito Militar con Distintivo Blanco.

En la Base Naval de Rota, organizado por el Ministerio de defensa y la Armada Española (Flota del Mediterráneo), se celebró el día del veterano de las fuerzas Armadas Españolas. En presencia del JEMAD D. Felix Sanz Roldan, AJEMA, ALFLOT, entre otras autoridades, el almirante jefe de la Flota del Mediterráneo D. Gonzalo Rodríguez González-Aller impuso la medalla al mérito Militar con distintivo blanco a D. Ernesto Miñana, presidente de la asociación de "Gurripatos de Málaga"